Make your own free website on Tripod.com
Quiero Caminar
Home | Un poco de mí | Producciones y Contacto | Enlaces
Un poco de mí

El siguiente artículo fue publicado en la edición de julio del 2001 del periódico La Voz Católica, de la Arquidiócesis de Miami.En el mismo se resume algo sobre la vida y trayectoria artística de Carmen de Jesús.

carmen2b170.jpg

Camina sin fijarse en los espinos

Carmen De Jesús persevera en la música cristiana católica porque ama a Dios

Brenda Tirado-Torres
La Voz Católica

MIAMI - Tras alcanzar fama tanto en las tarimas de su amada Cuba como en las de territorio americano, Dios tocó a la puerta de Carmen De Jesús Escandón y ella le dejó entrar para quedarse.

"Yo cantaba música popular, ese era mi trabajo", comparte la cantautora cubana, quien llegó a ser la exponente más joven de la nueva trova en la Perla de las Antillas. En la década del 1970, teniendo apenas 12 años, viajaba por su Isla con los máximos intérpretes y compositores de la trova. A tan corta edad logró el reconocimiento con el cual muchos otros sólo podían soñar.

"A los 14 años, cuando ya me escuchaba en la radio y estaba cogiendo fuerza, mi mamá recibió el permiso para salir hacia los Estados Unidos y terminó mi carrera en la Isla", recuerda. Desde su natal Santiago de Cuba, De Jesús se trasladó con su familia al estado de Connecticut. Allí continuó sus estudios en música, al igual que lo hizo al llegar al sur de la Florida años más tarde.

Al establecerse en Miami, la joven continuó interpretando música popular recibiendo galardones y reconocimientos. Además "cantaba en restaurantes y cruceros y me iba muy bien", recuerda la cantante. Jamás hubiera imaginado que su sed de fama se convertiría en una insaciable sed de Dios.

Tan ocupada estaba que ni siquiera pasaba por su mente visitar una iglesia. Pero a sus 24 años, Jesús le tocó.
"Tras un Cursillo de Cristiandad decidí dejar la música del mundo para seguir cantando al Señor", cuenta la intérprete y compositora de Señor, Quiero Caminar. Ese mismo tema, grabado inicialmente para la producción Cristo Que Se Da, del Coro de la Arquidiócesis de Miami, fue el que le dio a conocer como intérprete de música cristiana.

El llamado fue tan fuerte y profundo que adoptó el nombre cristiano de Carmen De Jesús no sólo para su Confirmación sino también para su vida personal y artística. "Desde entonces, las cosas que he hecho siempre han sido para el Señor", asegura.

Motivada por muchas personas, decidió realizar una producción discográfica. Sin embargo, dada su falta de experiencia en el campo de los negocios se vio ahogada
en deudas tras dicho proyecto musical. "Le tomaba lástima a la gente y regalé muchos cassettes por lo que no recobré el dinero que invertí", comenta. No obstante, la prolífica artista continuó "caminando en fe" y realizó dos producciones adicionales, El Me Tocó y Vuelve A Volar. También ha dado la mano a otros compañeros artistas al permitirles utilizar sus pistas para cantar sin que tengan que comprarlas.

"Realizar una producción profesional se las trae y es mucho dinero el que se invierte, al menos $10,000", explica De Jesús. "La letra de la canción tiene mucho que ver, al igual que el arreglo, las voces... necesitas un ingeniero de sonido y un productor musical que sepan lo que están haciendo. Ahora, si llega alguien que te ofrece hacer un CD por $500, no esperes una producción de calidad", advierte. Con todo y dedicación, son muchas las tentaciones que se presentan para regresar al campo de la música popular. Pero a pesar de las dificultades que enfrenta en su trabajo, "el Señor me mantiene en su camino, no sé como", dice como testimonio.

Actualmente asiste a la parroquia de St. Hugh, aunque también canta en la iglesia Príncipe de Paz, ambas en Miami. Como el resto de los cantantes católicos se ha visto forzada a "tener que buscármelas aquí y allá" para poder subsistir. Aparte de su trabajo como exponente de la música cristiana católica, también ofrece cursos de guitarra y canta en bodas y en otros eventos religiosos.

"Mi vida ha cambiado según mis experiencias espirituales, no según mi experiencia artística", asegura. A quienes se encuentren considerando entrar como profesionales en el campo de la música cristiana católica, tiene varias recomendaciones.

"En primer lugar hay que hacerlo para evangelizar y por amor a Dios. No es para lucirnos o para que la gente nos aplauda, sino para crecer espiritualmente", advierte. "La primera motivación que se debe tener es el servicio al Señor para que la gente ame a Dios a través de nuestra música". De Jesús enfatiza que los cantantes católicos deben recordar siempre que "somos un instrumento, que la gloria no es para nosotros, que no somos el show sino que el show es Jesucristo. El centro de todo tiene que ser El".

La intérprete recomienda además que el cantante se convierta en "su peor crítico" y sepa si realmente quiere dedicarse a ello. "No puede ponerse una venda en los ojos creyendo que canta precioso, sino que debe preguntarse si tiene la calidad para hacerlo o si necesita clases de canto para ser lo más profesional posible. De otra manera nadie comprará su producto", asegura. "En resumen, el consejo es que hagan un buen producto", añade con seguridad, "y que todo lo hagan en el nombre de Dios, que siempre lo hagan para El".

yelnote_md_wht.gif

Las personas interesadas en comunicarse con Carmen De Jesus  (en el area de Miami) pueden llamar al (305)220-6514 o escribirle a la siguiente dirección: 
13420 SW 1 Ave
Miami, FL 33184
USA
.